¿Pena? ¡Viaja! “El viaje que curó mi corazón”.

13239219_1556353574660893_4588549914936800116_n (1)

 

Este ha sido un año raro, pero raro raro, de altos y bajos de lado a lado. Partí el año con pedazo de viaje a Puerto Rico con dos amigas Españolas, donde dimos la vida.

Me fui de viaje porque venía arrastrando una pena de amor de esas crónicas, de esas que no se iban ni con el Tony Caluga en persona haciéndome un show a diario, estaba mal y no se me quitaba.

Decidí invertir mis lucas y me fui de viaje con dos amigas bien aventureras, de estas que apañan a todas. Sin pensarlo mucho, le hablé por Skype, le dije que teníamos que decidir el destino donde nos encontraríamos este año. A ella la conocí cuando viví en Estados Unidos hace un par de años, pero esa historia ya es harina de otro costal y tardaría la vida en contar eso, en resumen, con mi amiga hemos recorrido Hawaii, Las Vegas, San Francisco, San Diego, un par de pueblos entre medio, un sinfín de fiestas y un millón de historias; era la persona precisa para ayudarme a sacar la pena.

(Skype)

 -“Hola hola! Como anda Madrid?”

– “Pola Polilla!!! Bien, te extraño! ¿Dónde nos iremos este año?

-“Necesito playa, sol, arena, fiesta, cervezas, amigas, aventura, conocer gente, olvidarme de todo y que quede bien lejos”

-“ ¿Puerto Rico?”

-“Puerto Rico”

13265976_1556355377994046_6846178797664209301_n

5 meses después estaba arriba del avión rumbo a la actual playa más paradisíaca del caribe, me fui el camino entero pensando en lo pegada que soy y lo destrozada que estaba a pesar de que habían pasado ya meses (y hartos!) desde que mil pedazos de mi corazón, volaron por toda mi habitación(8). Sabía que con este viaje iba a volver una mujer renovada, los viajes siempre, siempre te hacen cambiar y ser una mejor persona, he ahí donde radica mi deseo insaciable de recorrer la mayor cantidad de lugares en los que nunca he estado.

10 horas de escala en Lima, papas fritas en un restaurante caro del aeropuerto (Echando un par de puteadas por el pago extra, pero el hambre era mayor) un par de horas durmiendo en los asientos, unos cigarros en un café (otra vez caro) y conversaciones varias con personas del aseo. Avión, Colombia.

7 horas de escala en el aeropuerto de Bogotá, Colombia. Un desayuno de los Dioses por 3 lucas Chilenas, tremendo Tuna Melt con café Colombiano, una simpática niña atendiendo el boliche y una hora de conversa con ella, buena compañía para desayunar, ya que eran las 7Am en un aeropuerto donde no conocía a nadie. Termino mi comida, sigo mi camino, busco mi puerta de embarque, me quedan como 4 horas, dormiré.

Avión, Puerto Rico.

 

Clima maravilloso, gente con sonrisas de oreja a oreja, todos muy simpáticos, un vuelo largo, pero me las dormí todas. Aterrizo, whatsapp

-“Chicas, llegué!”

-“Estamos en el hotel”

-“Voy”

No veía a mi amiga hace un año, y a su amiga la iba a conocer recién, poco a poco empecé a dejar de pensar en aquella pena que tenía y en algún momento me vi a mi misma sin pensar en él por mucho rato. Me bajo de la van que me llevaba del aeropuerto, miro por la ventana y de brazos abiertos me esperaba, gritos, abrazos, koalas, emoción: Estábamos ambas en Puerto Rico, en la eterna felicidad, nada podía salir mal. De pronto ya, la pena desapareció, estaba feliz!!!

Primera noche de reencuentro, de conocer a su amiga y de tomar cervezas. Cena: Arroz con habichuelas, obvio (la comida es mi parte favorita de los viajes), adicción a esa comida y amor eterno!!! (subí como 5 kilos en el viaje y me importaba nada). Unas cervezas, contar la historia en persona porque hablarlo no es lo mismo que 20 audios por whatsapp. Opiniones varias, tema cerrado, no se habla más! Vamos a ponernos monas (lindas, para los Españoles) que hoy nos vamos de fiesta!

Previa: Ron

Caminamos a la discoteca de moda en Puerto Rico, vestidas tan elegantes como medias (enteras) promiscua, provocando, por supuesto, no le hacíamos ni cosquillas a las tremendas Boricuas, pero empeño le poníamos. Primera entrada, un grupo de hombres, claramente estos no eran Boricuas “a ver demos unas vuelta a ver que se teje”…”putivueltas” le llamaba mi amiga, morí de risa la noche entera con eso (jajajajaja) otra vuelta más y de regreso donde los gringos “Acá bailemos y hagámonos las lindas”

“Y ya llegó la gozadera, Miami me lo confirmó, y el arroz con Habichuelas, Puerto Rico me lo regaló!(8)” y hasta abajo, y hasta abajo y hasta abajo!!!

Punto aparte la pena que llevaba, que la dejé ahí mismo en la van antes de bajarme cuando llegué del aeropuerto, hasta este momento mi plan iba a la perfección, lo estaba pasando de lujo con una buena amiga en un lugar paradisiaco, con un grupo de gringos mirando y yo creyéndome el hoyo del queque! ¿Ven que hace bien viajar? Es la cura para todo!

Un par de bailes más y  una cabeza rubia con rulos me toma la mano, “Do you wannna dance with me?” o al menos eso fue lo que mi cerebro (ebrio) pensó, porque según mi amiga yo fui la que llegué allá con toda mi personalidad, le tomé la mano y lo llevé a bailar… lo más probable es que haya sido así, pero vamos a confiar en mi relato sano y bonito… entonces? “Sure!”

Yo definiría esa noche con “Amor” pero le estaría poniendo color, la voy a dejar en “Living Young, and wild and free” como diría mi amigo Snoop Dog.

Ricitos de oro, New York, precioso y bien portado! Nadie es profeta en su tierra! Porque pucha que me tiró flores “Y tu llorando por ese otro, mira como estas ahora” me decían.

Termina la fiesta, ni número, ni nombre, ni dirección “See you tomorrow?…no” (esa era la idea no?)

8AM en pie, raya para la suma en la primera noche, esto si que es partir con el pie derecho! Arriendo de autos, a recorrer la isla!

Trekking, comida, trekking, playas, bañarse, bikini, sol, playa y en la arena vamos allá, hace calor, quítate el pantalón, baila morena, baila morena(8)

Más comida, más cervezas, más trekking. Aventura, cuevas, guías, más cuevas, paisajes, más playas. Un ferri, 2 horas, otra isla, más historias, más gente, MAS COMIDA!!!

habichuelas

Fotos y más fotos, agotamiento por tanto caminar, auto, manejar, dos horas, otro destino, la misma isla, historias de Madrid, historias de Chile “Te acuerdas de…? Jajajajajajjajaja” terapia de risa, videos chistosos, cenitas por aquí, cenitas por allá. Hablar con los locales, escuchar el acento Boricua original, reírnos de lo mal que manejan los Puerto Riqueños, terminar manejando igual… (jajajajajaja)

Comer, comer y comer! Hacernos amigas de Boricuas THE REAL, irnos de fiesta con ellos, conocer la vida Puertorriquense como viajera, no como turista. Tomar micro, caminar por el viejo San Juan, chinchorreo y la Gozadera sonando de nuevo.

Pasaban los días, se acababa el tiempo, penúltimo día, playa y tranquilidad, se nos acerca un tipo con acento familiar, otro Español! Amigos!

-“Vamos por una cerveza y a comer?”

-“Vamos”

-“Les presento a un amigo”

-“Hola! Yo invito!”

12512618_1518466128449638_7258007480828087402_n

Y la tarde entera se nos fue en Isla verde, frente al mar, bebiendo cervezas, contándonos historias de Puerto Rico, historias de España “Y por qué esos tatuajes?”  “y ustedes como se conocieron? Dos Españolas con una Chilena?; Te cuento… bla bla bla…

Amigos que uno recoge en el camino, duran y duran (por alguna razón yo recojo Españoles en donde esté!)

De vuelta a Chile, llantito al despedirme, no estoy triste, nos volveremos a encontrar.

Avión directo, 10 horas de puro pensar…

Con la semana en Puerto Rico se quedó la pena, boté el llanto, cerré lo que me venía pesando por motivos que yo aún me pregunto.

Volví distinta, volví más grande, con un par de kilos de más y un par de amigos extras, con un millón de historias que contar, con palabras nuevas y con una energía que sólo un viaje de estas características me podía dar. Ya no lloraba, ya no me daba pena, con el desembarque en Santiago, se despega la sonrisa: “Esto es lo que me gusta, yo este año voy a trabajar sólo para esto”

Y aquí estamos, 7 meses después, con un año encima que ha sido genial, donde he vivido lo que nunca me imaginé, donde se me han abierto puertas que no sabía que existían, donde he querido, me han querido y he dejado de querer, donde no ha habido pena de amor ni alegría de enamoramiento, un año que he estado en el mejor estado que el ser humano puede estar: Completa y absoluta TRANQUILIDAD…

Y sigo trabajando por lo mismo, en Julio me fui a Bolivia (Después les cuento); en Septiembre me voy a Machu Picchu y en Enero me voy por dos meses a recorrer el Sudeste Asiático con varias amigas, entre ellas, adivinen quien…Ole!!!!

(Whatsapp)

-“Tailandia”

-“Vamos?”

-“Vamos!”…

Puerto Rico: Chile y España se fueron de aventuras

 

Continurá…

Yo sigo en el mismo lugar…

13453617_1563327547296829_902218904_n

Sol de Invierno-Javiera Mena

Me voy a olvidarte campo adentro, niño
yo prefiero estarme en un paisaje nuevo
yo prefiero tonos sol de invierno, lejos
me voy a olvidarte lentamente, campo adentro.

y esto es lo que encuentro
no me cambie de idea
alguien me aconseja que no esta adentro
nada me contacta como un bloqueo nuevo

me da miedo el silo, hay un ser vivo que anda en el agua
Yo sé que mantienes tu fragilidad
(es una tristeza tan linda)
deje de mentirte y justo te vas

(yo sigo en el mismo lugar)
te espero en la plaza si quieres venir
(encuentro que es malo, tan luego)
me acuerdo de ti

con las canciones de la radio
tantas canciones buenas
Desapareciste, fuiste tan lejos, niño 
voy tomando en cuenta enfermedades

y aparecen menos desilusiones en mi.
No te conocí y trate de salvarlo antes que muera.
Yo se que mantienes tu fragilidad
(es una tristeza tan linda)

deje de mentirte y justo te vas
(yo sigo en el mismo lugar)
te espero en la plaza si quieres venir
(encuentro que es malo, tan luego)
me acuerdo de ti

Con las canciones de la radio,
tantas canciones buenas……

13457835_1563327537296830_1223611558_n

 

Yo sigo en el mismo lugar…

75 que he notado y aprendido a mis 25.

  1. La caridad comienza por casa.
  2. Nunca me he enamorado, en serio, nunca.
  3. Está bien quedarse una tarde entera en pijama mirando el techo, mirando tele, mirando nada después de haber trabajado mucho.
  4. Los polos opuestos si se atraen, pero las mejores parejas son las que se parecen más a uno mismo, uno busca un partner, no todo lo contrario, créanme, en algún momento van a chocar tanto que se van a odiar. Un extrovertido nunca va a estar 100% feliz con uno tranquilo porque no pueden avanzar de la misma forma.
  5. A los sagitarios nos tienen que mantener entretenidos o nos aburrimos de inmediato.
  6. El orgullo es una mierda, el rencor también.
  7. No importa lo que hagas, la gente va a hablar igual de ti.
  8. La mejor decisión es siempre la primera que se te vino a la cabeza.
  9. Soy extremadamente impulsiva (leer la nº 8 otra vez)
  10. El té verde es buenísimo para tu salud y te hace bajar de peso.
  11. Tener sexo casual no te hace puta (leer nº 7 otra vez)
  12. Los hombres también lloran.
  13. La mujeres son igual de calientes que los hombres.
  14. Uno aprende más viajando que lo que aprendes en un libro de historia.
  15. Da lo mismo lo que opine la gente de ti, en serio, da lo mismo.
  16. Ninguna buena historia comienza comiendo lechuga.
  17. El amor de tu vida no va a llegar a golpear la puerta de tu casa, si no sales de tu casa, nunca lo vas a encontrar, en serio, la vida no es como en las películas.
  18. NO pasa en la vida, pasa en las películas y en TNT.
  19. Todos somos superficiales a primera vista, nadie se enamora de tu aura la primera vez que te ve.
  20. Vivir sola te hace crecer.
  21. Estar soltera es lo mejor que me ha pasado en la vida. Descubrí que soy mucho más productiva, me río más y bailo más y todo más.
  22. El mejor consejo que me pudieron dar mis padres fue “Ahorre mija, ahorre”
  23. No se encuentran buenos amigos todos los días, hay que cuidar las buenas amistades.
  24. Escuchar música clásica me abre la mente, me relaja y me hace pensar, en serio escuchen de vez en cuando.
  25. Escribir es la mejor terapia que pude haber encontrado, hasta que apareció el vino.
  26. La vida del sur es mucho más linda.
  27. La gente se endurece con la ciudad (yo presente!)
  28. La gente en el metro se perturba si les sonríes.
  29. No existe nada como el abrazo de mamá, nada, creo que eso cambia cuando llega el abrazo de un hijo, pero aún tengo 25 y no tengo hijos, hasta ahora, realmente no existe nada como el abrazo de mamá.
  30. Hasta que entré a trabajar, no me di cuenta que en el colegio uno como estudiante no hacía una puta mierda y no tenía nada que estudiar. Háganme caso, aprovechen el colegio y no hagan nada. Real life sucks.
  31. Ser independiente es la mayor liberación que he tenido.
  32. La felicidad se trabaja, se busca, se cultiva, siempre es más fácil no hacer nada, pero jamás vas a avanzar si te quedas quieto.
  33. No existe un amor más puro, que el amor de hermanos.
  34. Conquistar a una mujer con tu billetera es la mayor pobreza de un ser humano.
  35. Está bien que la mujer tome la iniciativa.
  36. Conocer gente por internet no te hace un perdedor, es el mismo catálogo que conocer a alguien en una disco, sólo que no hay alcohol y pueden conversar mucho antes de verse por primera vez (Gracias Joaquín!) En una disco van “a lo que nos convoca” con 3 piscolas.
  37. La amistas entre hombre y mujer si existe, hasta que se toman una botella de vino y se ponen calientes. Somos todos seres humanos. (Leer nº 12 y 13 otra vez)
  38. Todos tenemos un amor, que nos complica la vida (8)
  39. Hay que vivir en otro país aunque sea una vez en tu vida.
  40. Uno nunca sabe lo que tiene hasta que pierde.
  41. La inteligencia es más atractiva que un six pack.
  42. Los hombres con six pack me parecen asquerosos.
  43. Siempre hay alguien pensando en ti, siempre.
  44. Esperar para responder un mensaje “porque que va a pensar si le respondo altiro” es una estupidez.
  45. Si alguien te gusta, se lo dices.
  46. Si algo te molesta, lo expresas,
  47. Si alguien te hiere, se elimina.
  48. No existe mal que dure 100 años, ni tonto que lo soporte.
  49. Santiago es una ciudad extremadamente clasista.
  50. El peor defecto que tienen algunos hombres es buscar mujeres “Rip Curl” cuando ellos son Shrek, en serio mírense al espejo, exigiendo los patúos!
  51. Una gordita podrá siempre bajar de peso, pero tu imbecilidad de llamarla gorda y reírte de ella nunca se irá, la estupidez es infinita.
  52. La humildad si es necesaria, eso siempre me lo enseñó mi padre.
  53. Tener sexo con la pinta, la niña y la santa María no te hace un macho Alfa, sólo confirma tu inseguridad y necesidad de validarte constantemente.
  54. El poder de la mente es más fuerte que el corazón.
  55. “No aclares que oscurece” en serio, las explicaciones siempre agravan la falta.
  56. Reconocer los errores es un paso más a la grandeza como ser humano.
  57. Recibes lo envías al universo, siembra bondad y llegará a tu vida, créeme.
  58. A la fuerza no hay cariño, nunca, jamás, ever.
  59. El zodiaco si describe a las personas.
  60. Siempre habrá alguien que te quiera más que tu a él y siempre habrá alguien a quién tu quieras más que él a ti. Siempre.
  61. De los 20 a los 30 es la edad para ser idiota.
  62. Si continúa después de los 30, serás así toda la vida.
  63. La universidad no es el único camino al éxito en la vida, dejen de decirle eso a sus hijos, existe un mundo allá afuera.
  64. “Una aventura es más divertida si huele a peligro” (8) (jajajajajajajajajaja)
  65. La vida no consiste en nacer, estudiar, ir a la universidad, casarte y tener hijos. Aburridos!
  66. Hacer deporte quita el 1% de tu día, te hace más feliz y te mantiene equilibrada. Muévanse!
  67. La gente no cambia, sólo mejora o empeora lo que ya es.
  68. Definitivamente el éxito con el sexo opuesto va en la actitud. Un Calvin Klein que no tome piscola, no baile, no me haga reír, no sea espontáneo ni hable, tímido y que se sepa mijito rico, por muy Calvin Klein que sea; yo me quedo con el Nacho de casado con hijos, no me aburriría nunca!
  69. Desde que tengo amigas con hijos me he dado cuenta que dormir hasta las 12 un domingo es un privilegio maravilloso.
  70. Aunque en el país de los ciegos, el tuerto es rey; siempre va a llegar alguien que sea mejor que tú, bajémonos todos del Pony.
  71. Cualquier persona en este mundo puede enseñarnos algo que no sabíamos, cualquiera.
  72. No existe nadie que me intimide, “por muy presidente que sea”
  73. No se esperen nada de nadie y esperen todo de todos.
  74. Lo peor que puede pasar es que no pase nada, voh dale!
  75. “Loosing you was actually my biggest win”- It just took me a while to see it. 

Don’t go away…

dontgoaway

Vengo a contarte algo: No eres un hijo de puta

Vengo a contarte algo que ya sabes, algo que yo sé: No eres un hijo de puta, simplemente sabes lo que quieres. He peleado conmigo misma tratando de entender el por qué, tratando de odiar hasta el más mínimo detalle que pudiera ser repudiable, la más mínima señal que me haga dar cuenta que es esa la razón por la que debo odiarte y tal como en la película, he llegado a la conclusión que lo que más odio de ti es que no puedo odiarte, no puedo enojarme, no puedo gritar hijo de puta desde el balcón más alto de Santiago ni beberme la botella entera para olvidar lo desgraciado que fuiste, porque no lo fuiste.

Hoy mi cabeza lucha entre entender que alguien muere, que alguien se va de tu vida no porque tu lo quieras, cuando alguien se muere cuando tu quieres en demasía es peor que te dejen cuando te han desilusionado; cuando alguien se muere en vida, cuando alguien se hace a un lado de tu vida y tu quedas queriendo con más fuerza que antes… no existe el repudio, no existe el odio, no existe la desilusión, no existe nada. Existes tú en medio de la nada dándote vueltas noches enteras tratando de entender por qué, por qué se muere, por qué te lo arrancan de tu vida, donde la solución más lógica que tu cabeza encuentra en ese momento es sumergirse en alcohol hasta que no puedas caminar, donde tus amigas son las más amigas por permitirlo, porque vamos! entienden y todas hemos pasado por lo mismo, donde escuchar a Oasis a todo pulmón un domingo en tu casa sola, gritar “Don’t go away” como si estuvieras en el concierto más importante de la banda, donde eres el personaje principal, donde terminas con la botella en la mano, los cigarros prendidos y apagados por mil en un cenicero de vaso plástico que de flojera nunca compraste uno mejor, donde piensas que con el canto se va todo, que con ese canto desgarrador, la botella en la mano y los cigarros en tu boca todo se ve menos doloroso, donde cada cigarro que fumas crees que te lo fumas a él, que te fumas sus recuerdos, que cada vez que apagas uno se apaga una sonrisa más, donde no quieres ver a nadie y te juras a ti misma que con ese último llanto todo se va…

No eres un hijo de puta, eres la sinceridad brutal, al hueso, a lo más profundo de la sinceridad misma, eres Summer en hombre, no soy yo, tampoco eres tu, es simplemente que nos encontramos en momentos distintos de la vida y simplemente uno terminó queriendo más, es simplemente que tienes clarísimo lo que quieres en la vida y yo también, pero no somos ni tu para mi ni yo para ti, esa sensación de haber encontrado exacto lo que andabas buscando y viceversa, pero luego de un tiempo darse cuenta que no, andábamos para encontrarnos, andábamos para saber que quizás no era lo que queríamos, andábamos para que yo pudiera demostrarme a mi misma que sumar tiempo no es sumar amor, porque que importa si para enamorarme basta una hora, que importa si para perderte hizo falta un segundo, que importa que un te quiero se escape en un beso, que importa que en cada abrazo te entregue un poco más de amor del que yo misma creía que podía dar…qué importa si han pasado dos días o dos años…sumar tiempo no es sumar amor, esperar para ver que pasa, esperar para ver qué… así como Summer (500 Summer’s day)  no quería casarse, no quería tener pareja, no quería un amor serio, así como él se llenaba de expectativas esperando que Summer un día despertara y cambiara de opinión, terminó revolcándose en su cama noches enteras hasta encontrársela un día, casada, con anillo en mano, con el amor de su vida… Ella tampoco era una hija de puta, es sólo que en el momento de haberlo conocido a él, no era lo que ella quería, ella realmente quería un amor en libertad, ella realmente quería estar sola…hasta que apareció lo que ella no sabía que andaba buscando y como todos, ahí se quedó. Por eso no eres un hijo de puta, porque eres Summer en masculino, porque yo fui ella hace un tiempo y el Karma siempre vuelve y esto es porque yo lo hice, porque yo fui ella y hoy me toca ser él…

Soy como un animal con dos cabezas en donde una parte sabe que debo olvidarte, una sabe que debo dar vuelta la página y aquí no ha pasado nada, una parte de mi cabeza es consciente y lógica, una parte de mi cabeza sabe que esto es lo correcto, una parte de mi cabeza sabe que ya tocó fondo, sabe que te volviste loca, que debes detener ahora todo lo que piensas y avanzar, porque a lo Cerati, “poder decir adiós es crecer” porque sé que yo no soy lo que tu quieres aunque muera de ganas de que así lo sea, porque yo siempre quiero de corazón, porque yo siempre quiero mucho, porque siempre entrego el corazón entero, porque esa soy yo. Esa parte de mi sabe que debo recomponer todo, empezar de 0, aunque no quiera, esa parte lógica de mi es la que me hace estar bien, la que me hace tomar decisiones correctas, la que me guía por lo que vendría a ser “el buen camino” donde mi cabeza me habla a mi misma y me lo repite mil veces: NO! Amor propio Pole! donde mi cabeza se hace amiga de mis amigas y sus sabios consejos lógicos cuando ellas tienen una vida amorosa de mierda, pero qué más da! si uno también ha dado consejos de mierda. Esa parte de mi cabeza es la que estoy ignorando, la estoy ignorando porque la otra parte de mi cabeza se niega a creerlo, la otra parte de mi cabeza está dispuesta a dejarlo todo, la otra parte de mi cabeza está dispuesta a lo que sea porque ¿Qué hago yo ahora con esto que siento? ¿Dónde lo dejo? ¿Dónde guardo todo este cariño? mágicamente no puedo dejarlo por ahí en un estante esperando que llegue alguien, lo saque de su cajita y lo quiera para él, porque ni si quiera puedo encontrar a alguien guapo caminando en la calle, porque absolutamente nadie me llama la atención, porque incluso cuando estuve a punto de casarme podía mirar para el lado y “jugar” porque ahora no sé que mierda pasa por esta cabeza, no sé que mierda me pasa en el corazón, no sé que mierda tengo en la cabeza y es que simplemente no puedo sacarlo de ahí, es que simplemente el cariño es estúpido, no me entiendo, no entiendo lo que me pasa y esa parte de mi cabeza se resigna solo a sentarse frente a un computador a vomitar los sentimientos y exponerlos al mundo, porque así soy yo, porque esa parte de mi me dice que escribiendo lo borro, que con cada palabra desaparece un poco más, porque esa es mi terapia, porque así como “las palabras se las lleva el viento” espero que estas se lleve los sentimientos también, espero que este viento se lleve junto con el humo del cigarro, las palabras, las sonrisas, las miradas, que se lleve todo y no me lo devuelva jamás o que me lo regrese por una vez más. Porque no existe remedio, porque no existe botella alguna que lo haga pasar, porque no quiero, porque me niego, porque siempre he creído que la gente se pone en tu camino para entregar algo, siempre he creído que la gente se pone en tu camino por alguna razón y no puede ser que esta razón sea para fortalecer lo sensible que soy, porque “Lo que no te mata te fortalece” entonces esa es la razón por la que todo se dio así contigo, porque si es así, que hija de puta que eres vida, esta no era la forma, tú si que eres una hija de puta.

Debo confesar que cada vez es menos, debo confesar que el “tiempo” y la vida si ha podido hacer que sea un escalón menos que el día uno, pero sólo uno, mi fuerte mente me mantiene ocupada pero como diría Drexler “Porque en cuanto me descuido, me atropella algún recuerdo en el pasillo, porque no puedo negarte, te quise sin querer y más que a nadie”. No te puedo culpar, no te puedo odiar, no puedo gritarte con rabia, no puedo tener ganas de que seas un infeliz, porque no tengo la capacidad de maldad en mi corazón y por Dios que odio eso, me encantaría poder ver lo peor de ti, me encantaría poder ver todos los defectos, me encantaría poder botar todo lo que siento con cada lágrima que he derramado o con cada trago que a propósito bebí. Me encantaría poder salir una noche y poder elegir entre (humildemente) todos los que en mi debilidad tratan de subirme el ánimo intentando darme un beso y yo en mi imposibilidad de estar con alguien que no seas tu, no puedo. Es que no puedo, y esa parte de mi cabeza es con la que debo luchar o reconciliarme.

Sé que como todo en la vida esto también pasará y más temprano que tarde lo que hoy me hacía llorar, mañana me hará reír, así ha sido toda la vida, hasta que un día te encuentre por ahí, con alguien de la mano y me de cuenta que si encontraste lo que andabas buscando pero que aún no sabes que lo estás buscando, pero poder al fin de aquí a un tiempo poder recordarte sin quererte, o al menos poder ver a alguien más con los ojos que te puedo mirar ahora. Porque yo sé que volveré a querer a alguien de la forma que te quiero a ti, yo sé que volveré a ver a alguien con los ojos que te veo a ti y está lejos de ser físicamente, si fuera físicamente, me basta un viernes en la noche y encontrar a cualquiera, me basta un día en Tinder para encontrar lo que quiera, me basta una tarde de cervezas en un bar y es que es eso lo peor, es que no sea físico porque realmente no tengo la más mínima ni remota idea de por qué no puedo dejar de cantar “Don’t go away”… 

Futuro compañero de vida…

Te digo compañero de vida, porque hay ciertos requisitos que debiste haber cumplido para serlo…
Supongo que cuando nos conocimos, como a la segunda o tercera cita, te manifesté que no me quiero casar; debo suponer también que cuando te conté eso, te di las razones; yo ya pasé por eso.

Te digo compañero de vida porque serás quién camine a mi lado sin amarras, sin ataduras, sin compromisos, sin obligaciones, un compañero, un amigo, alguien me siga en los viajes, en la cama, en el día a día, en los chistes, que siga mi humor y me incluya en el suyo, compañero porque aprenderemos juntos, porque nos mandaremos cagadas y ambos vamos a aprender.

No sé dónde andarás hoy; tengo 25 años y no está en mis planes encontrarte aún, debes andar por ahí con tu novia oficial, de vacaciones con sus padres o con los tuyos o quizás los dos solos en un destino típico de Chile o el mundo, debes estar muy enamorado, porque así te imagino yo, bien apasionado. Si no estás con alguien, quizás has de estar con tus amigos bebiendo cerveza de asado en asado cada fin de semana (o en la semana también), ya los conoceré yo, seguro seremos de los mismos. O quizás andas de chica en chica buscando a la oficial, ¡Qué sé yo! para cuando te conozca, lo de hoy será pasado y poco y nada me importará.

Me gusta beber cerveza con limón, me gusta fumar de noche y hacerle click al cigarro con los dientes; me gusta el café, pero no cualquier café, odio los de la máquina de Nescafé que esta en todos los negocios, tiene un sabor horrible, debes saber que tengo altas expectativas en el té y el café, lo digo para que lo tengas en cuenta cuando me lleves desayuno a la cama un domingo cualquiera; debemos tener una cafetera y comprar Juan Valdez, es que no hay mejor que ese!

Te debe gustar el deporte, no digo que seas enfermizo, debes salir a trotar y preocuparte por ti, para despejar la mente, así salimos juntos.

En grupos musicales no te voy a juzgar, si escuchas los potros del sur para el 18 de Septiembre, los bailo contigo; si perreas hasta abajo cuando sales a bailar, yo te las canto! ahora bien, para llevar en tu música personal, de esa que escuchas cuando caminas bajo la lluvia un día cualquiera; debes saber que sería un suicidio que desperdiciaras esos momentos con mala música; no te voy a decir grupos, pero estoy segura que son buenos.

Te cuento que tengo una incapacidad para enamorarme que me da miedo, pero supongo que si hemos llegado hasta aquí es porque ya te diste cuenta y he podido superarlo en cierta medida. Tengo miedo de no poder enamorarme jamás; no tengo un corazón frío, de hecho quiero mucho a la gente; pero no puedo enamorarme; yo me obsesiono y se me pasa. Estuve a punto de casarme, ya te imaginarás por qué no lo hice.

No quiero pasar el resto de mi vida sola, pero tengo miedo de no encontrar a alguien que entienda mi forma de ser. No me quiero casar, no quiero vivir con alguien, no quiero amarrarme a nada hasta en unos buenos años más, si estás conmigo es porque sabes que yo amo mi libertad más de lo que te amo a ti (porque a estas alturas supongo que te amo o te quiero muuuuuuuucho no?), nunca me presiones, nunca me trates de controlar, porque no volveré.

Le tengo miedo a la soledad, pero no a estar sola, tengo una muy buena relación conmigo misma.

Me gusta llegar a mi departamento de noche y que no haya nadie, prender la tele, sacarme los zapatos, echarme en la cama y hacer nada, en esos momentos te voy a llamar, tu estarás en tu casa haciendo lo mismo o quizás un poco más, pero nuestra relación es así, así que me dirás que si e irás a mi departamento; haremos el amor y dormirás a mi lado, por la mañana ambos iremos a trabajar, nos tomaremos un café, nos daremos un beso y nos desearemos buen día; no nos veremos en varios días (ambos tenemos vidas, tu tus amigos, yo los míos). Nosotros nos respetamos, estamos juntos, yo no quiero hacer eso con cualquiera, lo quiero hacer siempre contigo, y tu conmigo, porque nos encontramos o la vida nos encontró. No estaría contigo si fueras un Don Juán, nosostros nos queremos.

Iremos de viaje a Tailandia o Indonesia, saldremos de camping y pelaremos a los que nos caen mal, a veces nos fumaremos un cigarro de los graciosos para olvidarnos del stress del trabajo y de la ciudad, tomaremos vino de noche y pelearemos a muerte, como todos. Yo soy menos orgullosa que tú, probablemente te llame primero, nos vamos a arreglar y aquí no ha pasado nada.

Idealmente pretendo cambiar de aquí a los 35 más o menos, te conté que para entonces quisiera una casa en el lago? una para ir en semana santa, en el invierno y una semana en vacaciones, donde lleguen mis padres y los tuyos. Quiero tener una niña y nombrarla Julieta, quiero tener un niño y que le escojas el nombre tú. Debes poder sentarte a mi lado y ver series tardes enteras, un domingo por la tarde, un sábado por la noche. Nos gusta chanchear, comemos como cerdos, pero luego nos matamos corriendo, nos vamos a llevar bien.

Si llegamos a un nivel de los Dioses y cambias mi forma de pensar, podríamos “casarnos” en una ceremonia simbólica, sin zapatos, en la playa, yo con un vestido de playa y una corona de flores, tu con pantalones arremangados y una camisa suelta, nuestros amigos sentados en sillas con flores, nada formal, nada elegante, nada costoso, todas con vestidos de playa y todos como quieran!, alguien nos dará una “bendición” y no firmaremos una mierda!!! al finalizar todos van a aplaudir porque saben que nos queremos mucho y lo pasamos bien juntos, somos muy amigos. Luego iremos todos a un bar de la zona, juntaremos todas las mesas y pediremos cervezas para todos, nosotros debemos pagar, es nuestro “matrimonio” hay que celebrar que nos queremos. Todos nos quedaremos ahí hasta tarde, seremos pocos, son sólo nuestros amigos cercanos, esos que compartieron los fines de semana con nosotros, los que se fueron de viaje contigo o conmigo, esos amigos de toda la vida, los que nos conocen y están tan contentos como tu y yo de que estemos juntos, a esos son a los que vamos a invitar, a los que no necesitan invitación, a los amigos de siempre. A tus padres, a los míos, a mis hermanos, mis sobrinos, un par de tíos muy muy cercanos y a un par de los tuyos, no son más de 30 en total, será un día genial.

Ahí nos iremos a vivir juntos, aunque prácticamente lo hemos estado haciendo todo el tiempo, siempre dormimos juntos, ahí será oficial, y podremos movernos a un lugar más tranquilo, tendremos un perro y ya pensaremos en hijos, más adelante, mucho más adelante…

…pero todo esto es ficción, porque mi mente y mi imaginación vuelan más que el avión más poderoso, porque soy una soñadora y siempre lo seré, porque luego de que tuve todo, me di cuenta que lo que quería era más simple, tal y como lo he descrito aquí, porque probablemente tu no existas o yo no exista más ¿Qué sabe uno?..

cigarro

camping

Wear sunscreen (usa protector solar)

Vi este video hace un par de años, creo que es la guía necesaria para ser feliz en la vida. Son sólo 7 minutos. Véanlo. La traducción de esto está en el video, está con subtítulos. Enjoy!!!!!

Wear sunscreen.

If I could offer you only one tip for the future, sunscreen would be it. The long-term benefits of sunscreen have been proved by scientists, whereas the rest of my advice has no basis more reliable than my own meandering experience. I will dispense this advice now.

Enjoy the power and beauty of your youth. Oh, never mind. You will not understand the power and beauty of your youth until they’ve faded. But trust me, in 20 years, you’ll look back at photos of yourself and recall in a way you can’t grasp now how much possibility lay before you and how fabulous you really looked. You are not as fat as you imagine.

Don’t worry about the future. Or worry, but know that worrying is as effective as trying to solve an algebra equation by chewing bubble gum. The real troubles in your life are apt to be things that never crossed your worried mind, the kind that blindside you at 4 p.m. on some idle Tuesday.

Do one thing every day that scares you.

Sing.

Don’t be reckless with other people’s hearts. Don’t put up with people who are reckless with yours.

Floss.

Don’t waste your time on jealousy. Sometimes you’re ahead, sometimes you’re behind. The race is long and, in the end, it’s only with yourself.

Remember compliments you receive. Forget the insults. If you succeed in doing this, tell me how.

Keep your old love letters. Throw away your old bank statements.

Stretch.

Don’t feel guilty if you don’t know what you want to do with your life. The most interesting people I know didn’t know at 22 what they wanted to do with their lives. Some of the most interesting 40-year-olds I know still don’t.

Get plenty of calcium. Be kind to your knees. You’ll miss them when they’re gone.

Maybe you’ll marry, maybe you won’t. Maybe you’ll have children, maybe you won’t. Maybe you’ll divorce at 40, maybe you’ll dance the funky chicken on your 75th wedding anniversary. Whatever you do, don’t congratulate yourself too much, or berate yourself either. Your choices are half chance. So are everybody else’s.

Enjoy your body. Use it every way you can. Don’t be afraid of it or of what other people think of it. It’s the greatest instrument you’ll ever own.

Dance, even if you have nowhere to do it but your living room.

Read the directions, even if you don’t follow them.

Do not read beauty magazines. They will only make you feel ugly.

Get to know your parents. You never know when they’ll be gone for good. Be nice to your siblings. They’re your best link to your past and the people most likely to stick with you in the future.

Understand that friends come and go, but with a precious few you should hold on. Work hard to bridge the gaps in geography and lifestyle, because the older you get, the more you need the people who knew you when you were young.

Live in New York City once, but leave before it makes you hard. Live in Northern California once, but leave before it makes you soft. Travel.

Accept certain inalienable truths: Prices will rise. Politicians will philander. You, too, will get old. And when you do, you’ll fantasize that when you were young, prices were reasonable, politicians were noble and children respected their elders.

Respect your elders.

Don’t expect anyone else to support you. Maybe you have a trust fund. Maybe you’ll have a wealthy spouse. But you never know when either one might run out.

Don’t mess too much with your hair or by the time you’re 40 it will look 85.

Be careful whose advice you buy, but be patient with those who supply it. Advice is a form of nostalgia. Dispensing it is a way of fishing the past from the disposal, wiping it off, painting over the ugly parts and recycling it for more than it’s worth.

But trust me on the sunscreen.

Historia de amor de una profesora (y no es amor de pareja)

 

Image

Existen distintos tipos de estudiantes de pedagogía; uno de ellos es el que entró a estudiar PEGAjodía porque no les alcanzaron los puntos para nada más (diríamos que estos son los más pobres de todos, porque aparte de no ganar muchos, son pobre e infelices haciendo lo que no les gusta por no saber para donde iba la micro al momento de postular); hay otros que estudian esta para ser profes porque tienen una motivación interior, esa voz que te llama y te dice que entregues tu vida a educar (esa no soy yo); y estamos los que estudiamos pedagogía porque nos gusta el contenido de lo que enseñaremos, pero no la enseñanza en particular. En mi caso, estoy a punto de salir de Pedagogía en Inglés porque sencillamente toda mi vida me ha gustado el Inglés y sabía que como traductora no tenía mucho que hacer; pero la vida cambia. 

      Estuve yendo a prácticas durante mis años de universidad, prácticas en la que me tocaban niños de enseñanza media si ni una gana de aprender, cabros de colegios marginales que faltaban el respeto, alumnos pequeños que no le ponían mucho empeño y así un sin fin de alumnos que me desmotivaban más y más para seguir en esta carrera. La vida me regaló una oportunidad de trabajar un año enseñando a un kinder. “Kinder, pensé yo, que desgracia, cabros chicos (de los cuales no era la mayor fan) que no te ponen atención, niñitos que van a puro jugar al colegio, qué pesadilla” y sin ni una motivación partí a enseñar. Qué sorpresa me tenía la vida, qué sorpresa más linda. Al principio fui con todo el prejuicio de “esto no va a resultar” y ya me veía trabajando en un Starbucks vendiendo café al terminar la universidad, “tengo que terminar, después veré que hago” es lo que siempre me decía a mi misma. Comencé mis clases con los pequeños con una distancia, no con muchas ganas y medio desmotivada, todo fue lento, fue un proceso que me costó, poco a poco la vida me fue mostrando lo que yo no sabía que quería. Niños de 5 años, llegando al colegio de la mano de sus papás, sin saber nada de nada; niños están recién comenzando a vivir, son unas esponjas que absorben todo lo que tú les digas. Con el paso del tiempo me di cuenta que yo no solamente era profesora, sino también la “Mamá” de ellos durante el día, comencé a hacer relaciones mucho más cercanas con cada uno de ellos y yo ya no era la profe, sino que era la “Tía” la “amiga” y muchas veces fui llamada mamá. ¿Por qué?, porque la pega de un profesor no es solamente entregar los conocimientos que uno aprendió por 5 años, la pega del profe va mucho más allá. La mayoría de los alumnos pasan HORAS y casi la mayor parte del día contigo, te ven a diario y las relaciones personales son inevitables. De a poco comencé a llamar a los niños de kinder “mis niñitos” de a poco le fui tomando el gusto a llegar día a día a esa sala de clases y enseñarles algo que nunca olvidarán (porque a nadie se le olvida la tía de kinder), de a poco me fui dando cuenta que quizás la vida me puso en pedagogía no solo por mera coincidencia, quizás el destino (o llámenlo como quieran) me tenía un final que me iba a ser feliz por siempre. Dentro de mis planes nunca estuvo trabajar con niños, de hecho mi carrera es para enseñanza media, pero al estar trabajando con ellos, pude sentir la cercanía y amor que esos pequeños tienen para darte. Te cuentan todo lo que pasa en la casa, lloran porque no les pones atención, están llenos de ganas de aprender, miles de veces llegaron con algo para comer o alguna carta confesando el amor.

     Les voy a contar una historia, la historia que cambió mi vida y me hizo amar lo que hago y darme cuenta que esto es lo que Dios tenía para mi.

    Cuando comencé a trabajar con este kinder, hubo un niño que llamó particularmente mi atención (Pongámosle Pablo, para no dar nombres), un pequeño con ojitos de pena que desde el día uno captó mi atención. Pablo era un niño rebelde, sin muchas ganas de aprender, bastante desordenado y más bien gruñón. Siempre había que llamarle la atención u obligarlo a trabajar. En la sala yo no estaba sola, trabajaba con otra profesora con una carrera muy larga, acostumbrada a trabajar con niños, ella me enseñó muchas cosas. Cada vez que Pablo se portaba mal, ella lo enviaba conmigo para que trabajara individualmente con él. Comencé a relacionarme cada vez más con este niño, a tomarle poco a poco más cariño, sin saber absolutamente nada de su historia de vida, de a poco Pablo fue teniendo mejores resultados, comenzó a contarme más cosas, a abrazarme más, a sonreir como un niño de 5 años debe hacerlo. Un día, tuvo un comportamiento horrorso en clases y la profesora (no yo) comenzó a regañarlo como corresponde (la verdad es que era merecido), mi reacción fue la más extraña que pude haberme pasado; al escuchar esto, me dieron ganas de llorar y protegerlo ¿Por qué? me preguntaba yo, por qué quiero a este niño por sobre todos los demás?, le pedí a la profesora que dejara de retarlo y que me dejara llevarlo a la guardería, lugar al que iba todos los días después de clases, siempre pensé que sus papás debían trabajar mucho; al llegar a la guardería con él en brazos, la niña que los cuidaba me dice: “Cómo te llamas?” “Poulette, pero todos en el colegio me conocen por Pola” respondo, a lo que ella me dice: “Tú eres la que Pablo le dice mamá!, un gusto conocerte” en ese momento se me heló todo el cuerpo, ¿Tan grande era mi relación con él para que me llamara así?, no le dije nada, le di un abrazo a Pablo y lo dejé ahí, me fui pensando, pensando y pensando ¿Cuál será la historia de este niño?; al otro día, fui al colegio como de costumbre, entré a la sala y lo vi, pequeño, con esos ojitos de pena, me miró, corrió a abrazarme y fue entonces cuando dije: “Yo quiero saber más de él”, Pablo siempre llegaba al colegio con una señora de edad, muy de edad, siempre supe que era su abuela, todos la conocían, pero nadie me decía nada. Al terminar la clase un día cualquiera poco tiempo después de este hecho, me encontré con la abuela en la calle, sin pensarlo corrí hacia ella y le dije: “Disculpe, es usted la abuela de Pablo?” -“sí” me responde ella: “Usted no me conoce, yo soy la profesora de Kinder de Pablo y quería preguntarle si un día de estos lo puedo sacar a pasear en la tarde, simplemente para estar más tiempo con él”, la respuesta se su abuela fue mirarme fijamente y decir: “Tú eres Pola?” -“Sì” le respondí yo, ella con los ojos llenos de lágrimas me dice: “Pablo siempre me habla de ti, me dice que eres su mamá y que lo quieres mucho, todos los días me dice que su mamá está en el colegio; la madre de Pablo, mi hija, falleció hace 3 años, cuando Pablo era muy pequeño, su padre está en la cárcel y todo lo que tiene es a mi”. Mis ojos se llenaron de lágrimas, he ahí la razón por la que ese niño se comportaba de esa forma, he ahí la razón por la que Pablo nunca llegaba con las tareas hechas, he ahí la razón por su carita de pena, por su soledad, por todos los comportamientos que un niño puede tener. La abracé y le pedí que me dejara quererlo, así fue hasta que dejé el colegio, cuando se terminó el año y tuve que despedirme de él. 

   Con Pablo teníamos una relación muy bonita, yo lo ayudaba a estudiar después de clases, me contaba sus cosas y yo amaba abrazarlo, era un niño, un pequeño que sólo buscaba amor. Al momento de terminar mi año en ese colegio, Pablo me preguntó si algún día iba a volver a verlo o a buscarlo para venir a vivir conmigo a Chile, siempre le dije que volvería sin saber que algún día lo haría. 

     Esta pequeña historia, es una de las tantas que tanto yo, como muchos profesores de este país, les ha tocado vivir, este fue mi motor para darme cuenta que mi lugar en el mundo no está en ningún otro lugar, más que en lo que estoy ahora, tocando vidas desde el comienzo, enseñando lo que sé y no siendo sólo una profesora, sino más bien involucrarme con ellos, porque la pega del profesor es jodida, la pega del profesor es difícil. Es muy fácil entrar a estudiar esto, pero hay que pensar en la responsabilidad que implica enseñar a aquellos que serán el futuro de Chile. 

    Es difícil trabajar en esta sociedad en donde los colegios con más dinero le dan el derecho a los alumnos, en el cuál los profesores no pueden enseñar valores, porque el papá del niño llegará a pararte los carros; es difícil enseñar en un colegio donde los más vulnerables no tienen la motivación para salir adelante; pero es mucho más difícil ser un profesor en este país, en donde nos descalifican como “simples profesores” en donde los sueldos son un chiste, en donde hay que hacer manifestaciones y paros frente a cualquier modificación que se haga en el gobierno, es difícil enseñar en un país donde el dinero domina, donde un alumno trata de TÚ a todos, donde no existe el respeto, donde los colegios prefieren perder a un buen profesor en vez de un par de alumnos pagando millonadas ridículas en colegios pitucos. Es difícil que un profesor se motive a trabajar en un colegio público donde no valorarán nada y te pagarán una miseria, es difícil saber que te esforzaste cinco años para llegar a una realidad de la que muchos ni se imaginan. 

   Los profesores somos los que pasamos la mayor parte del día con tus hijos, los profesores enseñamos todo lo que repiten en la casa, los profesores nos involucramos tanto con los niños que pasan a ser parte de nuestra familia, donde te pueden contar cosas que a un padre no les dirían, los profesores somos psicólogos, nanas, niñeras, mamás, amigos, consejeros, los que ponen las reglas y los que enseñan, entre otros. 

 ¿Hasta cuándo habrá que esperar para darnos el valor que merecemos? ¿Cuántos Pablos y Polas andan por ahí?.

Esto lo leí por ahi: “En Japón, el único profesional que no precisa reverencia al emperador, es el profesor, pues según los japoneses, en una tierra donde no hay profesores, no puede haber emperadores. 

 

ImageImage

Hoy escribo porque extraño escribir

                                                              Image 

Últimamente me he preguntado por qué no quiero escribir, por qué había olvidado hasta el nombre usuario y la contraseña de este blog, me preguntaba por qué no me llegaba la inspiración, por qué no sentía las ganas de escribir, por qué no me iluminaba ni me nacía nada que quisiera dejar por escrito o reflexionar sobre cosas simples; la respuesta a esas interrogantes era muy simple: “Yo sólo escribo cuando tengo pena, cuando estoy triste, cuando siento un vacío” descubrí que las palabras bonitas y las frases filosóficas me nacen sólo cuando estoy triste, ¿Por qué? quizás es por buscar comprensión en aquellos que me leen, en tratar de sentir la empatía del resto conmigo y pensar que “no soy sólo yo” porque muy bien leí por ahí que ningún poema ni ninguna canción exitosa nacen de un hombre feliz, que todo sentimiento que se escribe y se hace canción, que se escribe y se hace poema, que se vuelve exitoso y todos recuerdan, siempre viene de un alma triste, de alguien solitario, de reflexiones de la vida que nos llevan a buscar iguales que nos entiendan a leer lo que la tristeza hizo notar.

  ¿Por qué la gente con pena busca canciones de más pena?, para buscar comprensión, para buscar consuelo en palabras de uno más cagado que uno, pero con acordes musicales que le dan el toque perfecto para el estado depresivo preciso que te encuentras en ese momento. 

  Hace mucho tiempo escribí en mi antiguo blog una historia que se llama “Julieta, Gaspar, mi novio y su guitarra” que trataba de la vida perfecta que siempre he soñado junto a una casa de madera en el lago, era la vida que siempre he soñado, en esa historia dije que esperaba que aquél escrito fuera el último capítulo que pondría en un futuro libro que pensaba escribir; tendré que desistir de la guitarra, ya que el amor de mi vida no me salió musical, pero si un buen hombre; no desisto de Gaspar y Julieta que hoy la prefiero Emma, no desisto de la casa de madera en el lago ni de la tranquilidad de la naturaleza; pero si desisto del libro, porque espero estar tan completa, dichosa y feliz que al abrir esta página no pueda escribir ni una sola palabra, ni una sola emoción, porque ya bien descubrí que mis historias sólo salen de la tristeza. 

   Hoy escribo porque extraño escribir, escribo porque es un pasatiempo que me relaja muchísimo, escribo porque tengo pena, pero no estoy triste como estado permanente, tengo pena de saber que mi Nicolas está lejos y no hay nada que yo pueda hacer al respecto, a pesar de que lo veré pronto, no está para darme el besos de buenas noches ni reírse de mi porque ronco más que él; no está conmigo para ver tele ni comer galletas con leche, ni para analizar películas románticas y decir que nosotros somos más “bacanes” que ellos. Hoy no está aquí y yo lo tengo que aceptar, hoy tengo que darme el ánimo y comenzar el principio del fin en Chile; pero hoy te extraño, hoy me extraño, porque querámoslo o no, hoy he vuelto a ser la estudiante que vive con los padres y yo ya no siento que esta sea mi pieza, hoy ya no siento que soy la misma, hoy me siento de visitas y no lo estoy; hoy tengo pena, porque te extraño (¿Ya lo había dicho, verdad?). 

    Sé que algún día tendremos esa casa que yo tanto quise, sé que algún día ese último capítulo que escribí hace mucho tiempo, sé que algún día estaré en mi balcón con una vista maravillosa, de frente al sol, con una página en blanco tratando de aprender a mostrar las emociones desde la felicidad, tratando de buscar lo que yo sé que hay en mi, tratando de sacar aquél pasatiempos que de niña nacía de desamores y tristezas pero que en ese momento nacerá de la profunda felicidad de la vida que tendremos los dos; pero hoy no, hoy tengo pena porque te extraño, te lo había dicho?…

 

http://aldeadecolores.blogspot.com/2012/03/gaspar-julieta-mi-novio-y-su-guitarra.html  (Link de lo que escribí el 13 de Marzo del 2012,en mi antiguo y soñador blog)

Pensé que nunca lo iba a olvidar y de pronto…tú

Image

Te quería, cómo te quería; ese pelo risado y esa sonrisa perfecta, con la ironía a flor de piel y aquellas bromas que pocas personas entendían, te quería porque eras aquello imposible, aquello que todas querían, aquello que toda mi adolescencia pensé que nunca podría tener, te quería porque me gustaba todo lo que hacías, o seguramente me gustaba porque me gustabas, eras lindo y además, simpático. Te quería porque te gustaba lo mismo que a mi, pero claro, tú no lo sabías, te quería porque el corazón se me salía por la boca cada vez que te veía, te quería porque mis ojos brillaban de sólo pensar que te podía ver, te quería porque tu forma de decir mi nombre era diferente, te quería porque en mis sueños eras perfectos…y en los sueños se quedó.

     Te quería porque era una niña, te quería porque eras mi adoración, mi figurita de oro que mi mente ponía junto a mi cada noche al quedarme dormida, te quería porque me hacías sonreír con un hola y porque tu más simple desprecio, era causa de mi sufrimiento y pensamiento diario, te quería aún más cuando tú sabías que yo te quería, cuando te paseabas a propósito con tu novia de la mano, sabiendo que esta pequeña te quería, te quería porque cada noche rezaba para que alguna vez me miraras, te quería porque con los pies juntos creía que algún día aquellos mismo labios que decían mi nombre descuidadamente al pasar por mi lado sin siquiera detenerse, algún día, pero algún día, me dirían te amo. Qué enamorada estuve, qué pequeña era, qué larga y angustia agonía de tratar de olvidarte, casi 8 años en los que mi cabeza no pensó en nadie más que en tí, casi 8 años que cada suspiro decía tu nombre, casi 8 años entre primera vista, primer saludo, primeras conquistas, primera conversación, primera llamada, primer te quiero, primer beso, primer te amo. Mi corazón jamás va a poder explicar cuánto te quise ni el por qué, no hay una razón que se pueda explicar si tratamos de hablar de amor, el amor es loco, el amor mueve montañas, el amor es el amor.

  Cómo sufrí, cómo lloré, qué destrozada estuve, pensé que nunca más en la vida iba a poder querer a alguien tanto como te quise a ti, te entregué todo mi amor inocente y esos sueños de niña, cuántas lagrimas no derramé, cuántos pensamientos de tristeza no pasaron por mi cabeza, cuántas amigas levantándome el ánimo. Pensé que me iba a morir de amor, y sólo lo pensaba yo, porque mi madre siempre me dijo: “Cuando conozcas el amor de verdad te vas a dar cuenta sola y verás que todas estas lágrimas de ahora, fueron en vano”, por algo dicen que las madres son tan sabias, te amé hasta que me dolió, luego fue un período de locura en la que mi corazón se puso una coraza que sólo quería jugar con el 1° que se me cruzara única y exclusivamente por dolor, no fui yo por mucho tiempo, cambié del cielo a la tierra, y así sin más, la vida me abre una puerta y ahora apareces él, aquél que siempre supe que estaba para mi, pero no era tiempo aún de conocerlo; era muy joven para morir de amor en aquél entonces, amor que pensaba que conocía bien. Qué niña era, amor es aquél que me llegó después, mucho después…

  Y así pasan los años y ya no son 8 años queriendo al mismo, ya pasan los años y desde aquella 1° mirada ya han pasado 11 años. Cuando uno sufre por amor siempre piensa que es lo peor que puede pasar en tu vida, siempre piensa que después de eso no queda nada, que no vienen más amores, que moriremos solas, con gatos, que no podremos querer a nadie de aquella forma loca que quisimos al anterior, eso pensaba yo, pensé que nunca me levantaría de esa cama y dejaría de llorar, pensé que nunca iba a verlo sin que me saltara el corazón, pensé que nunca iba a poder mirar a alguien a los ojos y de corazón amaralo más que como te amé a tí. Así aparece Nicolas Broglio, un Americano que por el destino lo vine a conocer justamente aquél año que estaba cicatrizando amores pasajeros, lo vine a conocer donde menos pensaba que lo conocería, lo vine a conocer en el año que se supone iba a tener más aventuras locas sin preocupaciones, se supone que este año lo iba a pasar espectacular y sería la maraquilla de América, ¡Qué travieso es el destino! que me amarró de pies a cabeza, me trajo de vuelta a la tierra y sin previo aviso, me pone a los que sería el 2° amor de mi vida, aquél que desde el 1° día me formó un ejército de mariposas en mi estómago, aquél que después de ti, me hizo palpitar el corazón de una forma que me aceleraba la respiración, con aquél acento extraño, esa mirada profunda y esa sonrisa simple, aquél que desde el día uno supe que era con la persona que quería estar. Atrás quedó mi año de locura, de amores y todas esas cosas que mi mente pensó cuando me vine a California, atrás quedó aquél amor de infancia que me hacía estar despierta día y noche, atrás quedó esa persecución continua por un amor que alguna día sería; cuando las cosas van a ser, simplemente son; desde que aquél primer día con mi mirada directa y mi personalidad de acero, me acerqué a ti a pedirte fuego, y tú, mirándome de la misma manera, me respondiste con ganas de conversación; nada hacía presagiar que ese sería el comienzo de un amor loco, de un amor que no puedo explicar ni en palabras de esta tierra ni de las miles que puedan haber, no había comparación a aquél amor que conocí por allá cuando tenía 13 años, este era un amor distinto, ese flechazo que llega sólo una vez y es cuando la gente te dice “cagaste”, este era un amor madura y fue entonces cuando recordé a mi madre y pensé: “Este es, este es el que mi madre me dijo que algún día llegaría”. Así pasaron los días, los meses (y espero que en un futuro los años), conociéndote y enamorándome de los pies a la cabeza, me gusta como hablas, me gusta, como me miras, me gusta notar que estas enamorado a más no poder de mi y que no tienes palabras para explicarlo que sólo me abrazar y sonries, me gusta cuando te ries de mi Inglés imperfecto, me gusta cuando trato de impresionarte con mis historias y a ti no te impresionan un huevo, pero me sonries irónicamente yluego me abrazas para decirme “que linda eres pola”, me gusta porque eres inteligente, porque eres divertido, porque tienes muletillas que jamás has notado, porque eres el mejor amigo de todos tus amigos, porque puedo decirte te amo y sé con certeza que tú sientes lo mismo, me gustas porque sé que no piensas en estar con mil mujeres más, sé que nos tenemos, me gustas por tu forma de caminar, por ese estilo Americano para fumar el cigarro, cuando me guiñas el ojo frente a tus amigos, cuando me presentas a gente nuevo orgulloso diciendo: “Ella es mi novia”, cuando me sorprendes con tus detalles, cuando me das la mano, cuando me besas y suspiras, cuando planeas tu vida conmigo, cuando tratas de aprender Español, Dios eres tan tierno tratando de entenderme, me gustas porque no importa qué tan enojada pueda estar yo, me dejas gritar, patalear, decirte todo lo que me molesta y tú siempre te ríes, me abrazas y me dices: i love you. No puedo seguir nombrando las mil y un razones por las cuales de adoro, te quiero, te amo!, porque no me queda espacio en ninguna parte para agradecer haber salido de Chile y recorrer todo américa para llegar a conocerte a ti y por fin validar aquella frase que mi madre me dijo algún día. Porque estoy feliz de darme cuenta que SÍ pude volver a querer muchísimo más que lo te quise a ti, porque sí puedo despertar feliz todos los días sabiendo que por Dios que sufrí, pero qué feliz estoy ahora, porque aquellos llantos ya no son más que recuerdos, porque tus palabras ya no son más que cordialidad, porque mis palabras ya no tienen cariño, porque mi corazón se entregó completo, porque nunca antes había querido dejar Chile completo con todo incluído, por alguien, siempre pensé que esa gente era ridícula “Já, mire que dejando todo por amor”, y ahora estoy en la misma fila del avión, porque con nadie había pensado en ponerme el vestido de novia ni menos imaginarme a mis hijos con un padre tan maravilloso como lo será Nic. Porque te amo mi amor, y porque doy gracias por haberme levantado de aquél sufrimiento que pensé nunca terminaría, y encontrarme con la felicidad que incluso pienso no merecer, o qué no merecer, por Dios que me la merezco, siempre dicen que después de lo malo viene lo bueno. Gracias vida. Gracias Nic. 

    

A quien le digo adios?

Image

 

Siempre me ha gustado la seguridad en la vida, dificilmente un dia tomare mi maleta y me ire a recorrer el mundo sin un destino premeditado, es algo que envidio profundamente de las personas buscavidas…como me gustaria hacerlo, como me gustaria no pensar tanto en como lo voy a hacer, sino que hacerlo y ya veremos.

    Nunca me ha gustado decir adios. Hoy me encuentro en el medio de la nada, por 1era vez en mi vida, me encuentro flotando, volando, sin saber se tocar el suelo o seguir arriba, me encuentro entre la felicidad y la tristeza, entre el futuro que podria ser ahora y la realidad que me agarra a palos y me hace bajar. Dos meses, tan solo dos meses para seguir en el aire, y luego que?. Siempre he tenido el corazon dividido entre muchas personas en mi vida: mi familia, mis amigos, mi pais, absolutamente todo, siempre amo lo que tengo, de lo contrario no seria parte de mi vida; como cambia tu destino en un abrir y cerrar de ojos; hace 8 meses me encontraba yo, una estudiante normal, viviendo con 20 lucas a la semana, comiendo comida envasada, comprando cigarros sueltos, carretiando con 2 lucas, enamorada de una obsesion, fiestas cada fin de semana, amores pasajeros, cortos, sin sentido, Que mas da! somos jovenes! es lo que mi mente me decia, que mas da! cuando este casada sere mas tranquila, en un futuro lejano, muy lejano para mi en ese tiempo, considerando que mi suerte en el amor no era algo digno de envidiar. Un email me cambia la vida y de un dia para otros tengo pasajes para Estados Unidos en mis manos, todo aquel pensamiento de “nada importa” se fue a las pailas, esto era algo con futuro, algo seguro, algo que se veria muy bonito en mi curriculum para luchar en el mundo laboral en un pais donde la competencia es lo mas importante, donde alguien sin experiencia no gana un duro, donde una profesora de ingles recien salida de la universidad no le queda mas que ganar experiencia hasta que algun dia encuentre un trabajo donde su pega valga y gane bien, bien digo, para vivir; este viaje iba a ser mi trampolin para saltarme muchos de esos pasos y llegar siendo una profe bacan…nada hacia presagiar que la vida me tenia preparada la mejor sorpresa de todas…

 No solo llegue a buscar lo que siempre supe que encontraria, por sobre todas las cosas, la vida me puso en el camino lo que siempre quise, eso que veia siempre en la tele, eso que siempre me inspiraba para escribir en este mismo blog o en el que tenia antes, esos suenos que salian solo de noche y en mi cabeza, nada mas y nada menos que el principe azul, y ya vamos con los prejuicios de “que inocente, eso no existe” pues si, si existe, si bien no venia en caballo blanco ni traia la capa azul, venia con su simpleza y bondad del interior, me tomo de un suspiro y nunca mas me solto… la unica persona que podia mantenerme bien estando lejos de lo que mas amo, mi familia. Y aqui vamos de nuevo con la suerte de mierda que no puede faltar con la Pola…Que pasa despues? esto tenia fecha de vencimiento desde un principio, pero que pasa si la bolita fue creciendo y ahora no hay quien la pare? que pasa con los planes que ambos hemos hecho en estos meses? aqui viene lo que no quiero ni pensar, aqui viene lo que mas he temido hasta ahora, que relamente tengo que pensarlo: A quien le digo adios?…

    Siempre quise vivir en un lugar donde los domingos pudiera ir a visitar a mis padres y almorzar con ellos, luego tomar mi auto y volver a mi realidad, una cosa simple, siempre quise vivir en un lugar donde un feriado pudiera ir a ver a mis abuelos, fumar un cigarro con mis tios, conversar con mis primos, todo de la mano de quien quisiera acompanarme en ese camino y todo seria perfecto, seria perfecto tener a quien quiero y ademas disfrutar de todo lo que amo, eso es lo que la mayoria de la gente tiene, algo simple…la verdad es que no creo que encontrar a alguien sea tan simple, no creo que eso del amor se encuentra a la vuelta de la esquina, siempre he dicho que para encontrarse dos personas y amarse y ser felices, es simplemente tener suerte, o si no preguntenle a las miles de mujeres que se pasan la vida lamentandose por su mala suerte en el amor, yo era una de esas, hasta ahora. 

   Debo volver a Chile, porque DEBO volver a Chile, soy de esas personas que no puede vivir sin su cultura propia, de esas personas que no puede vivir sin la sangre al lado, soy  de familia achoclonada y ya estoy desesperada por verlos a todos juntos, por estar en cada cumpleanos, por abrazar a mi mama y por comer cazuela. Gringlandia no es algo que me encante, me ha hecho bien, pero extranar Chile ya se esta convirtiendo en una enfermedad. Y que hago con mi pricipe azul? Me lo llevo a Chile? imposible, es tan injusto para el como para mi, Me vengo yo? lo mismo que antes, pero es la ley de la vida no? los hijos crecern, encuentran el amor y dejan el nido, vuelan, vuelan y son felices por siempre. Sera ese mi caso? o sera que simplemente estoy viviendo el cuento mas bonito de mi vida y lo recordare por siempre? A quien le digo adios?. Si me voy a Chile, dejo la mitad de mi corazon en un hombre que me robo cuerpo, corazon, alma, pensamientos y absolutamente todo, lo que siempre quise, separado por millones de kilometros, distintos idiomas y edad, Por que aca?? por que el destino lo puso aca??, Si me vengo con el le digo adios a toda mi vida, a mi familia, mis amigos, mi Chile hermoso y todo lo que el abarca…es que no existe algo en medio? es que TENGO que decidir?? De una u otra forma, sea hoy o en 6 meses mas, esa decision la tengo que tomar, y quien me ayuda?? NADIE mi yo interior, lo que siento y lo que no; pero esto incluye llanto…Por que tenia que ser asi? yo tenia todo super bien programado, venir aca, estudiar, ganar experiencia, crecer como persona, viajar, conocer lugares, hacer amigos, pasarlo bien, volver a Chile, terminar la U, tener un curriculum bien bonito, entrar a trabajar, tener mi casa y despues encontrar a alguien con quien compartirla, NADIE dijo nada de enamorarse y perder la cabeza. Que hago mami?? se que no me puedes responder eso, pero ahora, Quien me saca del aire?? Siento que no se que va a pasar conmigo en un plazo de aqui a manana, como odio estar asi, sin saber que sera de mi, porque no lo puedo decir hoy, no lo puedo decir manana, lo podre decir cuando este en la soledad de mi misma, en mi tierra, con todo lo que me pertenece…Te extranare demasiado amor? podre vivir sin ti? y si lo puedo hacer, pero con dificultad, te tengo que decir adios? y si me vengo amor, podras soportar mis llantos de vez en cuando por el extranar demasiado? Que hago?? y si los dos nos olvidamos, que seria esto? un sueno bonito? quien me da una resupuesta?? estoy enojada con la vida por ponerme en esta situacion, existe alguien que me pueda ayudar?, me volvere a enamorar si es que me quedo en Chile? existira alguien como tu? alguien me querra como solo tu lo haces? querre yo a alguien de esta forma? vivire sola con gatos y me arrepentire toda la vida de no haberme venido contigo? vivire contigo y me pudrire en mis recuerdosde Chile? y si esto es un parentesis en mi vida como escribi hace poco? Quien mierda me dice que se hace en estos casos? y por que quedan solo dos meses? no tengo respuesta absolutamente para ninguna de esas preguntas, solo se que te amo, que me amo, que amo mi familia, que amo amo Chile, que amo mis amigos, que amo tu casa y tu olor, que odio tomar decisiones, que odio decir adios y que odio que queden dos meses. Por que no puedo detener el reloj por un ratito y que los dos dejemos de pensar en que va a pasar manana? se que es imposible, es nuestro tema de conversacion todos los dias…todos los dias…Image