Emborráchate

“Uno debería estar siempre borracho. Esa es la gran cosa. No sentir la horrible carga del tiempo pesando en tus hombros y arrastrándote hacia la tierra, uno deberías estar siempre borracho, sin respiro.

¿Borracho con qué? con vino, con poesía, o con virtud, como tu lo desees. Pero emborráchate.

Y si algunas veces pasa que te despiertes en las escaleras de tu palacio, o en el verde prado cerca de la cuneta, en la deprimente soledad de tu propia habitación, y descubres que tu embriaguez está decayendo o se está desvaneciendo; pregúntale al viento y las olas, pregúntale a las estrellas, pájaros o al reloj, pregúntale a todo lo que vuele, a todo lo que que gima, a todo lo que fluya, a todo lo que cante, a todo lo que hable; pregúntales por el tiempo, la hora; y el viento, las olas, las estrellas, los pájaros y el reloj responderán: “Es tiempo de emborracharse! si no vas a ser el esclavo mártir del tiempo, permanece perpetuamente borracho! con vino, con poesía, o con virtud, como tu lo desees.”

no lo dije yo…

Tu primer amor

(Pongo esta canción porque escribí esta entrada, con esta música de fondo, de la película “Once” muy recomendada, por cierto, si son de los que les gustan las películas estilo “Before sunset”, si leen esto con la música de fondo, creo que entenderán mejor)

Dicen que todas las mujeres tenemos dos amores en la vida, uno con el que te casas y pasas el resto de tu vida, siendo feliz, teniendo hijos y viviendo el sueño perfecto que tu madre siempre quiso para ti (y quizás tu también); y luego está el primer amor, ese con el que probablemente aprendiste a besar, ese con el que te quedabas dormida en la cabeza, ese que te hacía bailar el corazón y con el que las primeras ilusiones se creaban con un “hola”, ese amor tierno, ese amor sano, ese amor de adolescente…

Y entonces, con el paso del tiempo, toda mujer se da cuenta que aquél amor nunca se fue, y entonces con el paso del tiempo, toda mujer se da cuenta que aquél primer amor nunca se olvida, porque ese dicho no está dicho (valga la redundancia) sólo porque sí. Porque el primer amor es aquél con el que uno aprendió, lo más probable es que hayan terminado con el corazón herido, llorando en sus habitaciones con música romántica de fondo, con 17 años, sufriendo y pensando que nunca podrán recuperarse, ese dolor que te dolía el alma, porque con tus 17 años, tú sentías amor…

Y luego viene ese con el que te casas, aquél que conociste en el trabajo, ese amor maduro, ese amor que te da seguridad y ves tu vida a su lado, ese amor que también es amor, pero nunca, jamás, será comparado a lo que sentiste alguna vez por tu primer amor. ¿Qué se hace?¿Se vive el resto de la vida sólo recordando lo que fue y se avanza con el que corresponde? o se manda todo a la mierda y haces algo al respecto?

“Es normal no olvidar tu primer amor” decía el casi esposo de Ally en la película “The notebook”; así es, es normal no olvidarlo, pero…¿Por qué hay que olvidarlo?

He escuchado algunas historias de mujeres que se quedan con ese amor tan lindo con el que crecieron, que termina convirtiéndose en ese amor maduro que conviene en el futuro, esas mujeres con mucha suerte que lo encontraron a los 15 años y ya…no se necesitaba más, yo las envidio, de todo corazón, las envidio. El otro día hablaba con una amiga y nos referimos a este tema, las dos llegamos a la misma conclusión: A pesar de que en la vida pasan muchos amores por las mujeres, de distinto tipo, siempre estará “él”, siempre pasará por tu mente en algún momento, quizás al dar el “sí” cuando te pidan matrimonio, ese…ese hombre pasará por tu mente y te cuestionarás todas tus decisiones del futuro. Llegamos a la conclusión que una como mujer, no necesita más que un amor, uno podría morirse hasta el fin del mundo si el amor de los 17 años perdurara por la vida, es por lo que me han contado, nada personal.

¿Y que pasa entonces? ¿Cómo sigue una con ese fantasma? hay quienes prefieren guardar el lindo recuerdo, hay otras que lo viven, hay otras que se quedan toda la vida con aquél amor y son felices, sin necesidad de conocer algo más y hay otras que nunca más supieron de él, es terrible ser mujer, dudo mucho que los hombres tengan el sentimiento del “primer amor” tan marcado como lo tiene nuestro género.

Yo quisiera que si algún día tengo una hija, sienta ese amor que yo sentía a los 17 años, esa pureza hermosa que podría haber congelado para mirarla en mis tiempos de tristeza y desesperanza, ese amor tan bonito, tan mágico, tan de papel, ese mundo paralelo que aún ahora, a mis 25 años, recuerdo como uno de los más lindos de la vida de una mujer.

¿Cuál es el amor con el que uno debiera quedarse? ¿Es parte de la vida vivir con eso? Es parte de la vida avanzar y quemar etapas, es parte de la vida olvidar, perdonar, recordar, porque todos avanzan con sus vidas, pero tarde o temprano, lo aseguro por Dios, ese primer amor va a regresar; físicamente, en tu memoria, en forma de canción, un olor, un sabor, algo traerá de nuevo aquél amor a tu vida y tu, una mujer madura con tu amor de casada sólo sonreirás y recordarás lo bonito que fue, y te acordarás de mi, porque siempre latirá el corazón, siempre pensarás que esos fueron los mejores años de tu vida, o quizás los más apasionados, a los 15 años todo es tan terrible y se vive tan a concho “Juventud, divino tesoro”, entonces mirarás a tu esposo, le darás un beso en la mejilla y te darás cuenta que también lo amas, porque tienes una familia con él y es un amor distinto, pero siempre tu corazón sentirá la ausencia de esa pasión y amor sano que tuviste un tiempo atrás.

O quizás cuando sientas ese olor, puedes mirar hacia tu lado y darte cuenta que es él, que has escogido bien y que tu primer amor siguió contigo de por vida, y te darás cuenta que no necesitas nada más, que eso es todo lo que tu pedías en la vida, porque es inevitable… ustedes dos son inevitables, quizás el tiempo pasó entre ustedes, terminaron, tuvieron otros novios(as), pero como el cuento ese que dice que hay personas que están unidas por un hilo indestructible, ambos volverán a estar juntos y es ahí cuando te darás cuenta que el amor es la fuerza más poderosa que existe en el mundo, el amor es la fuerza más indestructible, y no le importa quién quede herido en el camino…

…y ustedes, ¿Están con ese amor indestructible o besan a su esposo en la mejilla con ese recuerdo nostálgico de su primer amor? ¿Se puede amar a dos personas al mismo tiempo? nunca jamás de la misma forma, eso es por seguro, porque tu amas a tu esposo, con todo el corazón, pero no es Noah y lo más probable es que tu sí seas Ally…

Podría seguir escribiendo eternamente sobre este tema, ya lo he hecho tantas veces antes…