Qué bonita vecindad

Image

Quiero poner esta foto a raiz de todas las noticias que veo día a día en la TV. Porque las generaciones de hoy no tienen nada que ver a como eran antiguamente y porque la televisión de estos tiempos no le llega ni a los talones a los programas con los que yo me crié. Porque los niños de hoy no tienen qué ver y todo lo que ven lo imitan, por eso mismo crecen en la violencia de los programas de peleas, se envenenan el cerebro con televisión basura donde el poto de una modelo puede estar por 4 horas en un programa farandulero sólo para obtener puntos.
El lunes murió un niño en Linares que yo no conocía pero muchos de ustedes sí, murió por la violencia de un par de animales, personas que no merecen ser llamados personas, sólo por la violencia sin sentido. ¿Qué se pretende para las generaciones que vienen?, ¿Qué es lo que está viendo el futuro de Chile?, hoy yo le quiero hacer mi propio homenaje al Chavo del 8, aquél personaje con el que fui criada, que no me lo perdía por nada todas las tardes seguido por chespirito y el chapulín colorado, donde el humor era sano, diferente, donde los niños eran tranquilos y jugaban con tierra, yo tuve casa en el árbol, un carrito que me paseaba mi hermano, hacía casas con frazadas y jugaba en la tierra con mis amigos. Hoy quiero decir que la niñez está de luto, porque los niños pasan más tiempo frente a un computador jugando a las luchas o frente a la TV viendo peleas (igual que la farándula para la dueña de casa) que ya se perdió lo bonito que era jugar en la calle y embarrarse en el barro, hoy no existe eso. Hoy la señora se pone más copuchenta viendo tele, hoy la señora que no tiene nada que hacer no sale al parque a jugar con su hijo, sino que se queda viendo las pechugas de la Adriana Barrientos mientras hace la comida, y su hijo se sienta frente a la tele a jugar play. Para eso señores, no es necesario el dinero, no por falta de recursos se justifica algo así eso, aquí y en la quebrada del ají es FLOJERA.
Yo quiero tener hijos, uno, dos, los que Dios me mande cuando corresponde, pero quiero ser una mamá bacán, de esas que se dedican al 100% a su hijo, quiero criarlo yo, quiero enseñarle a hablar, no a aular; quiero mostrarle monitos de mis tiempos, como el mundo de Bobby y el chavo del 8, quiero leer cuentos con él/ella y que juegue con tierra en la calle.
Hoy yo me pongo de pie y aplaudo a Don Ramón que en todos los años que mis ojitos vieron la vecindad del Chavo, Doña Florinda le sacaba la cresta y Don Ramón JAMÁS le dio un golpe, eso lo vio toda mi generación y crecimos sabiendo que una mujer te puede dar mil cachetadas, pero un hombre JAMÁS debe devolverla, un hombre bien hombre!.
Hoy me pongo de pie y aplaudo al profesor Jirafales, que de todos los años que fue a ver a Doña Florina SIEMPRE llegaba con un ramo de flores, demostrando una y mil veces lo bien que se debe tratar a una mujer y que hay que enamorarla día a día.
Hoy me pongo de pie y aplaudo a Don Barriga, que con una deuda de años en la renta por parte de Don Ramón, siempre se las perdonaba y nunca lo dejó sin casa.
Hoy me pongo de pie y aplaudo a la vecindad completa, que teniendo a un vagabundo como el chavo, lo querían como parte de la familia y lo cuidaban, le daban comida, lo invitaban a sus casas.
Hoy me pongo de pie y aplaudo al Quico, que a pesar de su envidia diaria, siempre terminaba compartiendo sus juguetes con el chavo y eran los mejores amigos sin importar su clase social.
Hoy me pongo de pie y aplaudo a la Chilindrina, el Quico y el Chavo juntos, que día a día inventaban un juego para pasar el día e inventar historias, porque jugaban con tierra, porque demostraban la inocencia en sus palabras, porque eran los mejores amigos, porque siempre estuvieron unidos.
Hoy me pongo de pie y aplaudo al chavo del 8, por haber sido parte de mi infancia, por enseñarme el valor de la amistad, por entretener mis tardes de una manera sana, por enseñarme cosas indirectamente, por ser una televisión sencilla, sana y por sobre todo envidiable en los días de hoy.
La televisión puede mostrar lo que quieran, pero está en nosotros decidir qué es lo que vemos. Saquen a los niños del play, saquen a los niños de los computadores, saquen a los niños de la cárcel tecnológica que hoy no los dejan ser niños. Ellos sólo harán lo que nosotros les enseñemos, no pueden querer algo que no conocen, no los priven de la naturaleza y la alegria de andar en bicicleta en la calle.
Pongan un capítulo del chavo en youtube, muestrenle que eso era la entretención de nosotros y enseñele las cosas que corresponden.
Gracias chavo!!!!!!!!

 

http://www.youtube.com/watch?v=jXbpaE2tzH4 (LINK DE LA CANCIÓN)

PD: Nótese que agradable la relación de la vecindad, y además le llamaban “la vecindad del chavo” osea, de un niño sin hogar. Ven qué bonita la relación? hay tanto que aprender del pasado!!!

Hoy escribo porque extraño escribir

                                                              Image 

Últimamente me he preguntado por qué no quiero escribir, por qué había olvidado hasta el nombre usuario y la contraseña de este blog, me preguntaba por qué no me llegaba la inspiración, por qué no sentía las ganas de escribir, por qué no me iluminaba ni me nacía nada que quisiera dejar por escrito o reflexionar sobre cosas simples; la respuesta a esas interrogantes era muy simple: “Yo sólo escribo cuando tengo pena, cuando estoy triste, cuando siento un vacío” descubrí que las palabras bonitas y las frases filosóficas me nacen sólo cuando estoy triste, ¿Por qué? quizás es por buscar comprensión en aquellos que me leen, en tratar de sentir la empatía del resto conmigo y pensar que “no soy sólo yo” porque muy bien leí por ahí que ningún poema ni ninguna canción exitosa nacen de un hombre feliz, que todo sentimiento que se escribe y se hace canción, que se escribe y se hace poema, que se vuelve exitoso y todos recuerdan, siempre viene de un alma triste, de alguien solitario, de reflexiones de la vida que nos llevan a buscar iguales que nos entiendan a leer lo que la tristeza hizo notar.

  ¿Por qué la gente con pena busca canciones de más pena?, para buscar comprensión, para buscar consuelo en palabras de uno más cagado que uno, pero con acordes musicales que le dan el toque perfecto para el estado depresivo preciso que te encuentras en ese momento. 

  Hace mucho tiempo escribí en mi antiguo blog una historia que se llama “Julieta, Gaspar, mi novio y su guitarra” que trataba de la vida perfecta que siempre he soñado junto a una casa de madera en el lago, era la vida que siempre he soñado, en esa historia dije que esperaba que aquél escrito fuera el último capítulo que pondría en un futuro libro que pensaba escribir; tendré que desistir de la guitarra, ya que el amor de mi vida no me salió musical, pero si un buen hombre; no desisto de Gaspar y Julieta que hoy la prefiero Emma, no desisto de la casa de madera en el lago ni de la tranquilidad de la naturaleza; pero si desisto del libro, porque espero estar tan completa, dichosa y feliz que al abrir esta página no pueda escribir ni una sola palabra, ni una sola emoción, porque ya bien descubrí que mis historias sólo salen de la tristeza. 

   Hoy escribo porque extraño escribir, escribo porque es un pasatiempo que me relaja muchísimo, escribo porque tengo pena, pero no estoy triste como estado permanente, tengo pena de saber que mi Nicolas está lejos y no hay nada que yo pueda hacer al respecto, a pesar de que lo veré pronto, no está para darme el besos de buenas noches ni reírse de mi porque ronco más que él; no está conmigo para ver tele ni comer galletas con leche, ni para analizar películas románticas y decir que nosotros somos más “bacanes” que ellos. Hoy no está aquí y yo lo tengo que aceptar, hoy tengo que darme el ánimo y comenzar el principio del fin en Chile; pero hoy te extraño, hoy me extraño, porque querámoslo o no, hoy he vuelto a ser la estudiante que vive con los padres y yo ya no siento que esta sea mi pieza, hoy ya no siento que soy la misma, hoy me siento de visitas y no lo estoy; hoy tengo pena, porque te extraño (¿Ya lo había dicho, verdad?). 

    Sé que algún día tendremos esa casa que yo tanto quise, sé que algún día ese último capítulo que escribí hace mucho tiempo, sé que algún día estaré en mi balcón con una vista maravillosa, de frente al sol, con una página en blanco tratando de aprender a mostrar las emociones desde la felicidad, tratando de buscar lo que yo sé que hay en mi, tratando de sacar aquél pasatiempos que de niña nacía de desamores y tristezas pero que en ese momento nacerá de la profunda felicidad de la vida que tendremos los dos; pero hoy no, hoy tengo pena porque te extraño, te lo había dicho?…

 

http://aldeadecolores.blogspot.com/2012/03/gaspar-julieta-mi-novio-y-su-guitarra.html  (Link de lo que escribí el 13 de Marzo del 2012,en mi antiguo y soñador blog)