Some birds aren’t meant to be caged…

Image

“I have to remind myself that some birds aren’t meant to be caged. Their feathers are just too bright. And when they fly away, the part of you that knows it was a sin to lock them up does rejoice. But still, the place you live in is that much more drab and empty now they are gone. I guess I just miss my friend….”

(The Shawshank Redemption)

Anuncios

Yo solía ser el Grinch de San Valentín…solía

Image

Siempre he sido la típica niñata que se enamora de palabras bonitas y un cariñito en el pelo; un par de ojos bonitos, un poquito de alegría y ya estamos, la Pola se enamoró; típico, todas mis amigas son testigos fieles que soy el ser más enamoradizo del mundo; ha de ser por eso mismo que mi suerte ha sido de ir de un amor en otro sin concretar ninguno; ninguno serio, ninguno de verdad, ninguno como los que me pintaba mi mamá cuando era pequeña; obvio 23 años con una vida amorosa digna de película dramática, que si tuviera que ponerle un título sería en letras mayúsculas “POLA, LA PATÉTICA” así con todas sus letras, persiguiendo, pisicopateando cual Sherlock Holmes; tratando de “coincidir” con mis “amores” haciendo unas misiones imposibles que hasta de recordarlo me da vergüenza; en resumidas cuentas mi vida amorosa siempre ha sido un “Gracias, te estamos llamando…” y como que disfrutaba escuchando canciones cebollas, corta’ venas y ahí con el sufrimiento a flor de piel (y ojo que de la nada, porque yo sabiendo desde un principio que no me daban ni la hora, insistía cuál Luis Fonsi que no se da por vencido); siendo bien sincera los tipos iban de feos a horribles o de hijos de puta a mijitos ricos-nopescoanadie-soysupermino-ayashao; siempre siendo el plato de fondos para subir al columpio de todas mis amigas, cuando típico que se acordaban de.. “Uy, te acordai cuando a la Pola le gustaba el…JAJAJAJAJAJAJAJA” y ahí uno asumiendo su pasado oculto, por el cuál sufrió como una quinceañera por un tipo que no le daba ni bola y además feo. Sí, sí, no me avergüenzo de contarlo todo porque creo que un amor no se encuentra a la vuelta de la esquina, creo que encontrar a la persona te encanta en todo sentido y que a él le encantes de la misma forma y tengan un final feliz y todo sea maravilloso es simplemente todo lo que se llama CUEA, cuea que yo, no la tenía; hasta ahora…

     Cada 14 de febrero me la pasaba a lo Magdalena media llorando y sufriendo por algún amorshh de turno (el que me gustaba hace mil años, el que le di un beso y nunca más me pescó; el que nunca me pescó; el que encontraba lindo en la U y no me decía ni hola; el amigo del amigo y así súmale que súmale. Lo peor? ninguno de los nombrados tuvo un encuentro cercano del 3° tipo con esta Polilla; no si la mala cuea es completa, sufría porque era media masoquista), era una fecha media depresiva; siempre me las daba de valiente diciendo que “era una fecha comercial que no me interesa” cuando en el fondo me moría de ganas que tocaran la puerta de mi casa y fuera uno con un ramo de flores enorme, la guitarra, la serenata y me jurara amor eterno, me moría, pero me moría de ganas, sabiendo que eso nunca iba a pasar…Media rendida al “amor” me lanzaba a la fiesta como si no hubiera un mañana “Me entrego al vino porque el mundo me hizo así, no puedo cambiaaaar(8)”, típicas fiestas de “cupido y blá” que uno iba por despechada a celebrar a los solteros (Paaaaaaaaaaaaaaaabres) o me la pasaba con mis amigos hablando de lo patéticas que eran las parejitas en San Valentín (paaaaaaaaaabre de nuevo). Llegado a un punto, el año pasado o hace dos años si mal no recuerdo, hice una historia en mi antiguo blog que se llamaba “Resignada San Valentín” ( http://aldeadecolores.blogspot.com/2010/02/resignada-san-valentin.html ) que habla básicamente de lo que ya les he dicho; resignada completamente, de eso que dices: Me siento en la puerta de mi casa, me cruzo de brazos y al carajo!; pues sí, así lo hice y me dediqué a vivir mi vida a full; a crecer, a madurar y a dejar el amor a un lado porque vida me quedaba bastante y sin pensarlo..BOOM! 🙂

    Esta semana en San Valentín; creo que será el primer San Valentín verdadero que tendré; luego de haber tenido todas esas caídas y esos intentos fallidos; me llega uno y me saca de en medio de la nada, me monta en su caballo blanco y me enamora así sin más; dicen que en la vida todo tiene su recompensa, que las cosas buenas siempre esperan y que nada bueno es fácil en esta vida…toda la razón. Me llegó el amor como nunca me lo esperé, sin quererlo, sin buscarlo y simplemente BOOM! me enamoré; como diría Maná “Ay! amor apareciste en mi vida y me curaste las heridas” (qué cursilería más cursi) pero sí, así mismo; ¿Cómo sabes tú si estás enamorada?, es que podría nombrar 10 cosas en 5 segundos:

  1. Su descuido al caminar
  2. Su sonrisa
  3. Sus 1.500 maneras de mantenerme siempre feliz
  4. La forma que me dice “Te amo”
  5. La seguridad que me da cuando me abraza
  6. Lo fácil que le resulta sacarme una sonrisa
  7. Su paciencia con este demonio
  8. Su timidez extrema
  9. Su forma de ser un niño pequeño y hombre mayor a la misma vez cuando yo estoy cerca
  10. Sus esfuerzos por impresionarme delante de sus amigos

Bonus… TODO.

Y es así como el dicho más común de todos los tiempos que dice que “cuando dejes de buscarlo va a aparecer” cobra más sentido que nunca y se hace presente en mi vida; este 14 de febrero no tendré sólo al que me hace sonreír día a día y me llenó el corazón por completo, sino que tendré cena cocinada por él, las velas que siempre quise alrededor de la mesa, las flores, la canción romántica de fondo, la tarjetita cursi y el “Te amo” con ojos de gato.

    Siempre había sido una amargada de esta fecha (soy culpable, lo reconozco!!!) pero cuando el amor te llega así y ya! no hay nada que hacer y que más cursi que una parejita de la mano, que una parejita de la mano en el día de San Valentín; disfrutenlo y ya que hay un día pa’ nosotros (nosotros… que lindo se siente estar dentro del clan) habrá que disfrutarlo; yo le voy a sacar el jugo, después de cuánto tiempo a puro llanto, lo mínimo que me merezco es ser tratada como lo hace mi gringo.

Feliz día de San Valentín chiquill@s!!! y si nos les resulta nada o aún esperan a la media naranja; pónganse bien monos para ese día y hagan como los gringos, vayan a un pub de solteros (como lo habría hecho Pola en sus años patéticos, pero divertidos) y con toda su cara dígale al primer chiquillo pintoso “Quieres ser mi Valentino?”, como lo hacen care’ palo estos gringos lanzados, pa’ elante, pa’ elante, que pa’ atrás no avanza!