Wait for the sunset…

Image

  Wait for the sunset and meet me in the rooftop; I don’t even know you, but I will know that you’re the right one at the moment you touch my hand and give me fire for mi cigarette…

Wherever you are, wherever you live, I’m sure that I will know that you are the one, meanwhile, I will smoke in the rooftop by my own…

Todo…

Image

Todo lo que la gente diga que soy; no lo soy y de hecho, soy lo contrario
Todo lo que la gente piense de mí; I don’t give a shit, o quizás sí, si es que me importa quién lo diga.
Todo lo que mi familia me diga, me importa.
Todo lo que mis amigos me digan; lo clasifico.
Todo lo que un conocido me diga; ok.
Todo lo que lea en facebook; es facebook!
Todo lo que lea en twitter; es información.
Todo lo feo que escriba, puede estar siendo escrito desde la rabia, desde la pena o desde el rencor.
Todo lo lindo que escriba, está escrito con una sonrisa en mi cara.
Todo lo que diga, puede ser usado en mi contra; todo lo que no diga, me pesará día a día.
Todo lo que te tengo por decir, nunca lo escucharás.
De todo lo que te quise, me encantaría haberlo hecho un poco menos.
Todos mi sueños, los construí desde niña
Todas mis alegrías, son causa de pequeñeces
Todas mis tristezas, son por culpa de los recuerdos y la frustración del presente en alguna medida.
Todas mis lágrimas, fueron por quién no las merecía, y quién sí las merece jamás me ha hecho llorar.
Todas mis decisiones, han sido tomadas impulsivamente.
Todos mis arrepentimientos; bueno…me arrepiento de muy poco, la verdad.
Todos mis te quiero, han sido de corazón.
De todos los sueños que he tenido durante la noche, sólo uno se ha cumplido al pie de la letra (increíblemente).
Todas mis amistades, son energías positivas.
Todas mis amarguras, las elimino bailando.
Todas mis inseguridades, fuck it, siempre están.
Todos mis pensamientos, terminan siempre aquí, en hojas en blanco llenadas sin previo análisis.
Todo lo que quiero ser, lo soy.
Todo lo que ven de mí; no se acerca ni a la mitad.
Me gusta la música clásica al momento de escribir, ¿Lo sabían?
Todo lo que quiero para mi vida, lo tengo en mis manos en este momento ¿Quién sabe mañana?.

Todo lo que me depara la vida…¡Quién sabe!, dejémoselo a la vida 🙂

 

Foto: No es necesaria una explicación, en lo absoluto. Tomo esta fotografía y la hago parte en su totalidad a mi persona, increíble…

Paren un poquito el mundo, que me quiero bajar

 

Image

 

Nadie dijo que sería fácil, nadie dijo que los cambios son cosa de llegar y girar, nadie ha dicho eso. Y bien, hoy me toca aprender; los años no pasan en vano y la vida cambia, las personas crecen y el mundo sigue girando…

   Teníamos 8 y 12 años, unas mentes con inocencia desbordante y preocupaciones ridículas; las luchas libres en la cama de los papás y las tostadas con leche chocolatada estaban a la orden del día, dragon ball era nuestra biblia y Gokú nuestro gurú; hemos crecidos juntos sin importar que tú eres hombre y yo mujer, hemos vivido miles de etapas juntos y nos hemos agarrado de las mechas peleando como los enemigos más grandes del mundo. Tú comenzaste con la adolescencia cuando yo todavía no entendía que pasaba, las diferencias eran tremendas; en esos años se notaba bastante más que ahora; siempre empezaste antes las etapas por los 4 años de diferencia que tenemos y la verdad es que nunca había sentido tanta pena como ahora. Las cosas cambian y la vida sigue, así me dice mi papá y mi mamá; a veces yo me encuentro bien ruda para tomar decisiones y lanzarme a la piscina, sin medir las consecuencias y debo reconocer que ésta es una de esas veces; no estoy segura absolutamente de nada y es un freno más que grande ¿Qué pasa cuando las cosas ya estás sobre ruedas y tú vas arriba de eso sin saber si realmente quieres ir ahí?; estoy en uno de esos días cuando recibes mucha información de una y explotas en un llanto incontrolable y aunque esté tu mamá abrazándote con todas sus fuerzas, no te consuela más que escribir, como me pasa a mi ahora…Hoy supe por fin que emigras de la casa, hoy supe que dejas toda la juventud de pedir permiso para salir, de pedir plata a los papás, de arrancarnos en la noche a comer lo que pilláramos en la cocina, hoy te vas cuál Carmela a la gran ciudad porque ahora es donde empieza la vida; una vez más, comienzas una etapa más adelantado que yo, sólo que esta vez me llegó al corazón, esta vez me caló en lo más profundo como aquél día en que llegué del colegio y en tu pieza sólo había un skate en el medio junto con un par de zapatos arrumbados en una esquina de tu pieza, ese llanto espontáneo que me salió al darme cuenta que mi hermano pasaba del colegio a la universidad, no tiene punto de comparación con lo que me pasa ahora al saber que desde este día en adelante, nuestra casa de toda la vida, va a pasar a ser tu casa de visitas de fin de semana largo; que nuestras conversaciones de “Acompáñame a comprar bebida” un viernes por la tarde, se va a reducir a un par de líneas en chat o una llamada telefónica; se me va mi mejor amigo y más fiel de todos, ese que me ha visto con el moño parado y en pésima presentación personal, con el que me he comido los tremendos churrascos a las 5AM, con ese con el que creemos que nuestro hermano mayor se parece al Guido Vecchiola, con ese que una sola mirada bastaba para 15 minutos de risas imparables, donde nadie entendía por qué y nos decían “miiiren los tontitos”. Así como tú te vas (y no a la China, tan sólo a 4 horas) yo también me voy, y creo que mi reacción a este hecho es el que me hace cuestionarme si realmente seré capaz de despegarme de mi familia completa por un año; en estos momentos quiero bajarle el volumen a todo, y “stop the clock” por un buen rato sin si quiera pensar que estoy a punto de hacer algo de lo que no estoy 100% segura y de lo que probablemente me va a costar lágrima y angustia por montones…Las cosas cambian mucho, yo quiero volver a estar en mi casa viendo tele con mi hermano y que mis papás nos cuiden y no crecer, porque le tengo miedo a crecer, le tengo miedo a cuidarme del todo sola, tengo miedo a ser grande y con preocupaciones grandes, tengo miedo de dejar de tener pensamientos utópicos y tengo miedo de alejarme de mucha gente ¿Qué se hace en estos momentos?, como escuché el otro día, “Paren un poquito el mundo, que me quiero bajar”…

Y a pesar de que los cambios (dicen) son siempre para mejor, es también siempre difícil adaptarse a él; somos animales de costumbres, pero como dice la foto, “Al final, sólo nos arrepentimos de aquellas oportunidades que no tomamos”